En Aurora los jugadores no la pasan bien por el tema de la deuda de los salarios


El dinero ya se acabó. Los jugadores de Aurora no la pasan bien. Lo confirmó el volante argentino Marcelo Aguirre, quien afirmó que él y sus compañeros esperan cobrar la deuda de tres meses de sueldo (junio, julio y agosto).

“Se va terminando septiembre y no hay miras de que nos cancelen los salarios, eso nos preocupa demasiado, la situación es complicada”, manifestó el exjugador de Guabirá, quien se encuentra en Victoria, Argentina.

Además la ‘Pulga’ añadió que el grupo quiere volver a entrenar, con miras al reinicio del torneo Apertura de la División Profesional, pero esperan que les paguen al menos dos sueldos.

Aunque primero espera que de una vez por todas se acaben los líos por el sillón presidencial de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), la dirigencia de los clubes profesionales se reúna y fije la fecha de reinicio de la competencia.

“Todos estamos pendientes de este tema, ojalá se termine y juguemos por lo menos los partidos que restan por el Apertura”, afirmó el jugador.

Precisamente para no pasar problemas económicos, sobre todo en el pago de alquiler y alimentación es que el volante argentino decidió marcharse a su país, a la espera de ser convocado para el retorno las prácticas. Hace poco, por el tema económico, el atacante José Gabriel Ríos, decidió marcharse del equipo del pueblo.