‘Copito’ Andrada llegó hasta las lágrimas de emoción


Minuto final del partido, Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada, entrenador de Guabirá, miró al cielo y dio gracias a Dios, porque considera que él hizo posible que su equipo consiga el objetivo de clasificar a la Copa Sudamericana 2021, como Bolivia 2.

Se cumplió la meta trazada a inicios de año, que hizo estallar de alegría y emoción a la gente, este jueves en la Caldera, que como muestra de agradecimiento correó su nombre, tras la goleada por 4-0 sobre Real Potosí.

No fue nada fácil, lo reconoció el entrenador, porque los resultados no acompañaban hasta antes del parate del torneo Apertura de la División Profesional, por la pandemia del nuevo coronavirus.

Sin embargo, tras el reinicio de la competencia, el 27 de noviembre pasado, el azucarero fue otro, ‘Copito’ dijo que lo duro de la pandemia cambió la mentalidad de sus jugadores, que en base a garra y amor propio mejoraron considerablemente su juego y lo demostraron con sendas victorias, de local y visitante.

Deporte
Es el joven equipo azucarero que ganó el título de la primera versión de la Copa Santa Cruz

“A mi edad yo sigo soñando y no voy a dejar de soñar”, afirmó Andrada, que junto a su equipo de colaboradores (Ezequiel, su hijo; Gustavo Nota, preparador de arqueros, y Américo Castro, preparador físico) y los jugadores azucareros, hicieron pasar las mejores fiestas de fin de año, en un 2020 difícil para la gente, dando dos regalos, en plena Navidad, con el título de la Copa Santa Cruz, y en la víspera de año nuevo la clasificación a la Copa Sudamericana.

“Que la gente disfrute con estos regalos, que se lo merece, en este año difícil”, cerró el entrenador soñador de Guabirá, Víctor Hugo Copito Andrada.

Deporte
Son los once gladiadores que este jueves aseguraron la clasificación a la Copa Sudamericana