El coronavirus ataca con fuerza al club Guabirá


Comenzando por el presidente del club Guabirá, Rafael Paz, el entrenador Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada, su hijo Ezequiel (asistente técnico), Gustavo Notta (preparador de arqueros), los atacantes argentinos Juan Vogliotti y Alejandro Quintana, además del extremo venezolano Rodderyk Perozo, fueron atacados por el nuevo coronavirus.

Los siete actualmente se encuentran aislados, y excepto Paz, son atendidos en sus respectivos domicilios por el cuerpo médico del club, al mando de Mario Ribera.

Antes del compromiso contra Real Santa Cruz, el pasado miércoles, el equipo rojo fue sometido a las respectivas pruebas médicas y los resultados de ‘Copito’, Ezequiel, Notta y Vogliotti mostraron que eran sospechosos, pero ninguno participó de ese duelo.

Mientras, para el jueves, en el cierre del torneo Apertura, contra Real Potosí, en los resultados de las nuevas pruebas se confirmó los contagios de Quintana, Perozo y Notta, que se perdieron ese partido.  

Ante el lila volvió a dirigir ‘Copito’ Andrada y por la noche, el jueves 31 de diciembre, se confirmó que él y su hijo habían contraído la enfermedad.

Andrada

De los siete infectados en el azucarero ‘Copito’ Andrada fue el más afectado, porque no le calma la tos y las molestias en la garganta, por lo que le cuesta hablar.

“De todo esto la garganta es lo único que me tiene mal. Estoy siguiendo todas las instrucciones de los médicos del club, que me dieron de a siete pastillas para tomar en el día, acá me preparo té con jengibre, miel y todo lo que haya para levantar la cabeza; ahora lo que queda es solo esperar por la recuperación”, afirmó optimista el entrenador azucarero, que hace unos días clasificó a Guabirá a su tercera Copa Sudamericana.

Se sienten mucho mejor

Vogliotti, Quintana, Perozo, Notta y Ezequiel afirmaron sentirse mejor por lo que ‘Copito’ Andrada, que el 25 de diciembre pasado cumplió 62 años, es el más afectado.

‘Chicho’ Vogliotti afirmó que no tuvo síntomas, está bien y espera pasar los 14 días para realizarse una nueva prueba, en la que espera salga negativo, lo propio Quintana.

Mientras que Perozo manifestó que sí tuvo síntomas, como fatiga, dolor de cuerpo y de cabeza, que le duró tres días y ya no siente nada.

Ezequiel contó que los síntomas en su persona fueron leves y ahora está bien; mientras que Notta afirmó que tuvo fiebre, se agita un poco al caminar, pero está mucho mejor.