Guabirá apunta a levantar cabeza ante San José, al que visitará mañana

“No hay que abrazarse del pasado, sea bueno o malo, por ahí este equipo ha llorado de alegrías y tristezas, pero hoy nos tenemos que secar las lágrimas y mirar para adelante, hay que levantar cabeza, meterle para arriba”, con esas palabras ayer el entrenador Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada reinició las prácticas en Guabirá, que dejó atrás la dura caída (1-3) contra Independiente de Argentina, en plena Caldera, por el Grupo B de la Copa Sudamericana. 

Ya con la cabeza fría ‘Copito’ Andrada admitió la diferencia en todo sentido de su equipo con el Rey de Copas, desde la preparación física de los jugadores, la riqueza técnica, contundencia, hasta su disposición táctica y ni que decir el trabajo logístico, que también influye en la búsqueda de los resultados.

El timonel azucarero afirmó que se dio el partido que pensaba, con su equipo presionando de entrada, pero que si cometía un error lo pagaría caro y así fue.

Todo ello quedó en la historia y Andrada lo ratificó en la charla técnica con sus jugadores, al iniciar la sesión de ayer, en el Complejo Deportivo Celina, en el que dio énfasis al trabajo motivacional, para que sus jugadores recuperen confianza, sobre todo para la complicada visita a San José, mañana (17:15), en el estadio Jesús Bermúdez de Oruro, por la quinta fecha del torneo Único de la División Profesional.

La apuesta del rojo, que ahora lleva tres derrotas al hilo, dos por el campeonato local y otro por la Sudamericana, es levantar cabeza, con una victoria.

Tres partidos de sanción

‘Copito’ Andrada viajará con su equipo a Oruro, pero no podrá dirigirlo desde la casamata, puesto que fue sancionado por el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) con tres partidos de suspensión por su expulsión en el partido contra Real Tomayapo, en Montero. El entrenador recién reaparecerá el domingo 16 de mayo, cuando el azucarero reciba a Oriente Petrolero, en la Caldera, por la octava fecha.