La Iglesia postergó 140 matrimonios por el virus


En medio de una serie de zozobra que dejó la pandemia del coronavirus en las familias, como: angustia, llantos y dolor, las celebraciones de los matrimonios no quedaron atrás. Por ejemplo, la Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes de Montero postergó 140 matrimonios para el 2021, medida que obligó a las parejas de enamorados a reprogramar sus planes matrimoniales que tenían todo listo para celebrar.

Sin embargo, ahora los novios buscan acuerdos para fijar nuevas fechas de matrimonios, detalles de las invitaciones y contratos de los servicios de bandas, equipos de música, decorados, fotografías y nuevos ambientes donde realizarán sus fiestas bailables.

La medida tomada por la Parroquia fue en cumplimiento del Decreto Supremo No. 4200 que suspendía todos los eventos sociales y actividades laborales, además, que también establecía el distanciamiento social y la aplicación de las medidas de bioseguridad.

LOS COSTOS

El padre de la parroquia, Carlos Antonio Catalán, indicó que el alto número y el interés de las parejas por casarse, se debió a que este año es par, ya que popularmente creen que tendrán suerte, prosperidad y mucha felicidad, con relación a los que se casan en año impar donde tienen mayor probabilidad de divorciarse, según las creencias.

Sin embargo, el religioso manifestó que la pandemia quitó esas creencias y la importancia si es año par o impar, “ya que lo más importante, es que cada pareja se comprometa a vivir en fidelidad y construyendo su propio núcleo familiar, sin mirar el año que sea”, aconsejó el religioso.

CREENCIAS Y FRACASOS

Sin embargo, el médico naturista que saca la suerte a través de la hoja de coca, Juanito Mamani, acota que casarse en año par, elegir la Iglesia de su agrado y bailar con mariachis, trae una buena fortuna al matrimonio, según la costumbre popular.

Señala que las tradiciones se renuevan de acuerdo a la fusión de las culturas y tradiciones con las foráneas, al indicar que todo matrimonio es un ritual que da un paso importante en la vida de todo ser humano, “ya que, por esa razón, está cargado de simbología”, explica Mamani.

TENÍAN TODO ARREGLADO

Por ejemplo, la estudiante de Medicina, Fernanda P., y su novio Juan Pablo M., señala que fijaron casarse el 20 de marzo, donde tenían todo arreglado y contratado todo para que la fiesta no falle  nada, “pero nos vimos obligados a suspender el enlace matrimonial”.