Los partos por cesáreas en el hospital cuatriplica la tasa del 15% de la OMS


Los partos por cesáreas en el hospital Alfonso Gumucio Reyes de Montero cuatriplica la tasa del 10% a 15% que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo a la estadística el nosocomio tiene una tasa del 61,80% de nacimientos quirúrgicos que comprometen a los profesionales debido al riesgo que corren, aunque estudios revelan que, en las clínicas privadas y cajas de salud superan el 60% y 80% en algunas urbes del país.

Al respecto, el jefe del servicio de estadística del hospital, Gilberto Vergel, reveló que, desde enero hasta el 16 de octubre de este año, en la maternidad atendieron 1.335 nacidos vivos, de los cuales, 825 llegaron por la vía quirúrgica y 510 fueron partos normales.

Al respecto, la jefe del servicio de maternidad, Gaby Orellana, recordó que hace siete años atrás, las cesáreas llegaban a un 75%, pero debido a un plan que pusieron en práctica el índice de cirugías se redujo bastante en parturientas referidas de los centros del 1er nivel y del Norte Integrado.

Orellana indicó que, según el estudio, se constató que las mamás primerizas tuvieron a su primer hijo por la vía quirúrgica en un centro privado, “debido a que tuvieron miedo y temor de tenerlo por la vía vaginal, por lo que se vieron obligadas a buscar que el nacimiento sea más fácil”, expresó.

En ese marco, aclaró que, una vez que la mujer tuvo a su primer hijo por cirugía, “por norma el siguiente parto será por esa vía”.

VEN FALLAS Y DEBILIDADES

De acuerdo al criterio de Orellana achacó que esa es una de las causas para que el hospital registre una alta tasa de cesáreas.

También reveló que, de acuerdo a las normas, el personal de los centros del 1er nivel de Montero y del Norte Integrado, tienen limitaciones en el manejo de parturientas, “ya que cuando las refieren a la maternidad, algunas llegan con complicaciones que obligan a operarlas inmediatamente, aunque otras tienen al bebé de manera normal”, concluyó la doctora.

A su vez, la médica Fernanda Velásquez, lamentó que las mamás primerizas no tengan a su hijo por la vía vaginal, al señalar que una cesárea es cuatro veces más cara que un parto normal.

“Muchas prefieren ser operadas para evitar los dolores que les genera el parto normal”, dijo.

A su vez, Orellana admite que los profesionales corren riesgos, pero deben garantizar la vida de la mamá y del bebe, “debido a que algunas presentan problemas como hemorragias, elevación de la presión y la falta de dilatación”.

LAS CIRUGÍAS OBLIGADAS

Al respecto, la funcionaria Sonia P., reveló que a sus dos hijos los tuvo por cesáreas. La primera se debió porque se le subió la presión cuando el trabajo de parto había empezado y sentía un sufrimiento fetal. “Sufrí mucho ya que una cirugía no es tan sencilla o menos dolorosa, como dicen, pues quedé dolorida y no podía moverme para atender a mi hijo”.

En esa línea, el Secretario de Salud, José Luis Nogales, añadió que gran parte de las cirugías se debe a que las gestantes tuvieron una cesárea anterior y cuando se embarazaron de nuevo, la cirugía es casi automática.

Por su parte, el ginecólogo Marcelo Yarvi, señala que la mujer opta por una cirugía debido a que el parto normal les genera 34 y 36 horas fuertes dolores que no se pueden cortar, y que las operaciones las prefieren gestantes de la clase media y alta.

Servicios. La maternidad es referente de las gestantes del Norte Integrado