Montero se abre y busca volver de a poco a la normalidad


La atención de los diferentes sectores que mueven la economía en la ciudad de Montero, excepto los restaurantes, se habilita de lunes a domingo, de 05:00 a 18:00. Con esta determinación, Montero se convierte en el primer municipio del país en abrir sus actividades económicas y la circulación ciudadana, durante los fines de semana, pero mantiene las medidas de bioseguridad y restricciones en nuevos horarios establecidos.

Esta determinación fue adoptada la noche de este martes, en la reunión del COEM, donde participaron autoridades, dirigentes vecinales y de sectores como los gremiales y transportistas entre otros.

Antes de la determinación, el Sedes y la Secretaría Municipal de Salud, brindaron un informe sobre los datos y comportamiento de la enfermedad del coronavirus Covid-19. Este informe, demuestra que los casos del virus están en descenso en el municipio, dando como referencia de que en el mes de junio, donde se tuvo el pico más alto, la sala Covid del hospital de segundo nivel no abastecía ya que se debía atender en los pasillos, pero en estas últimas semanas, solo se tiene entre dos a tres pacientes.

Asimismo, indicaron que en el hospital de tercer nivel se tenían entre 25 a 28 pacientes, y en la actualidad se está atendiendo a diez personas. Otro dato que hicieron conocer, es que en el centro de aislamiento para pacientes asintomáticos (Terrapuerto) desde hace varios días no tiene pacientes, pero que sigue habilitado para las personas que lo requieran.

Después de escuchar los datos del equipo de salud, las autoridades en coordinación con los gremialistas, transportistas, dirigentes vecinales y demás sectores, aprobaron ampliar la atención de las actividades económicas y circulación peatonal y vehicular de lunes a domingo de 05:00 a 18:00, con lo que se extiende por una hora -es decir hasta las 18:00- ya que, hasta este martes solo se tenía autorización hasta las 17:00.

En esta misma reunión, se aprobó el plan de bioseguridad de los gimnasios que podrán atender desde este miércoles con solo un 30% de su capacidad, además que deben cumplir con todas las medidas para prevenir el contagio del Covid-19.

Por otro lado, las autoridades pidieron a los representantes de los restaurantes presentar su plan de bioseguridad para que puedan ser analizados y una vez aprobados por el municipio se los habilite para volver abrir sus puertas al público.