¿Puedo tomar alcohol después de vacunarme contra el Covid-19?

La pandemia de Covid-19 ha sido uno de los eventos de salud más impactantes de la época contemporánea, pues al mantenerse la incertidumbre de su origen los científicos de todo el mundo se han dado a la tarea de investigar los alimentos y medicamentos que pueden ayudar a prevenir y combatir el nuevo coronavirus, así como la elaboración de vacunas para proteger a la población del planeta.

No obstante, la gran variedad de vacunas que han surgido y los mitos que se han formado en torno a cada una, provocan dudas recurrentes y una de las más cuestionadas es si se puede beber alcohol después de ponerse una vacuna. 

¿Puede el alcohol interferir en la respuesta inmunitaria?

La respuesta corta es que depende de la cantidad que bebas. No hay pruebas de que tomar una o dos copas pueda reducir la eficacia de ninguna de las actuales vacunas para el Covid que se administran en Estados Unidos (Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson). Algunos estudios han descubierto incluso que, a largo plazo, el consumo de cantidades pequeñas o moderadas de alcohol podría beneficiar al sistema inmunitario al reducir la inflamación. 

Por otro lado, los expertos afirman que el consumo excesivo de alcohol, especialmente a largo plazo, puede suprimir el sistema inmunitario e interferir potencialmente en la respuesta de la vacuna. 

Dado que el organismo puede tardar semanas en generar niveles protectores de anticuerpos contra el nuevo coronavirus después de la inyección para el Covid, cualquier cosa que interfiera en la respuesta inmune sería motivo de preocupación. 

“Si realmente eres un bebedor moderado, no hay riesgo de tomar una copa en el momento de la vacuna”, dijo Ilhem Messaoudi, directora del Centro de Investigación de Virus de la Universidad de California, Irvine, quien ha realizado investigaciones sobre los efectos del alcohol en la respuesta inmune.

¿Hay alguna contraindicación con las bebidas al aplicar las vacunas?

Las únicas contraindicaciones reales son que seamos alérgicos a algún componente de alguna vacuna. Además, si son de dos dosis, que no se haya presentado ninguna reacción alérgica a la primera de ellas, explica Óscar Sosa Hernández, médico especialista en epidemiología de México.

Sosa explica entonces que ni la dieta, ni el consumo de alguna bebida en específico, ni el ejercicio, tienen nada que ver. 

Y aclara que no hace promoción del consumo de alguna sustancia, pero desconoce el punto de partida de estas recomendaciones que no tiene nada que ver con la conformación de alguna vacuna ni con la reacción inmunológica, ya después de recibir la dosis pueden hacer su vida normal.

Alergia. Las únicas contraindicaciones reales es que seamos alérgicos a algún componente de la vacuna 

¿Por qué no hay ninguna contraindicación de consumir alcohol?

Sosa afirma que no tiene nada que ver pues la vía de administración es intramuscular. Probablemente si una vacuna pudiera ser, por ejemplo, vía oral, podría existir una razón lógica, pero al ser una inyectable no hay ningún problema en que se consuma algún tipo de comida o bebida.

María fue a Nueva York, Estados Unidos, se aplicó la vacuna Johnson & Johnson. 

“No nos dijeron de que no tomes nada. Todo relajado. Lo único que te regalan es una tarjeta del Metro ilimitada por siete días que cuesta comprarla generalmente 33 dólares”, recordó.

¿Qué debería hacer y esperar que ocurra después de vacunarme?

Permanezca en el lugar donde haya recibido la vacuna por lo menos 15 minutos más, por si acaso tuviera una reacción inusual y pudieran atenderlo los trabajadores de la salud. En la mayor parte de los casos, es algo habitual experimentar efectos secundarios leves. 

Entre los efectos secundarios comunes que se presentan después de la vacunación, que indican que el organismo de la persona vacunada está creando protección contra Covid-19, figuran los siguientes: dolor en el brazo, fiebre leve, cansancio, dolor de cabeza intenso, llamado cefalea, dolores musculares y articulares, y se estos aumenta en 24 horas debe hablar al médico.


Mito. Después de vacunarte no puedes bañarte y ni consumir ciertos alimentos. Fotos: AFP