Qué regalo de Navidad el que dio Guabirá


Guabirá dio el mejor regalo de Navidad a su hinchada. Jugando con diez hombres este viernes se impuso por 1-2 a Blooming y se metió en zona de Copa Sudamericana.

Las tres unidades permitieron al rojo saltar al sexto lugar de las posiciones del torneo Apertura de la División Profesional e inclusive soñar con la Libertadores de América.

Los azucareros dedicaron la victoria a su entrenador, Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada, que está de cumpleaños.

Juan Vogliotti y Alejandro Quintana anotaron los goles para el azucarero, mientras que José Vargas había adelantado em eñ marcador a la academia cruceña.

La victoria pudo haber sido más amplia para el rojo, porque el juez Ivo Méndez no cobró un claro penal en contra de Quintana, el argentino se perdió una clara ocasión de peligro, el venezolano Rodderyk Perozo no pudo encajar y un tiro libre de Álvaro Quiroga fue despedido por el travesaño.

Muy temprano en el partido un error en la defensa permitió que Junior Sánchez envíe un centro retrasado para que Vargas, a los 7 minutos abra la cuenta.

Pese a ello Guabirá no se vino abajo, jugó sin presión, se volcó a la ofensiva, era punzante por derecha, un desborde permitió la fuga de Gustavo Peredo, que sufrió una falta en el área celeste y el juez Méndez cobró penal para que Vogliotti lo cambie por gol, a los 22

Cuando el primer tiempo se terminaba Diego cometió una falta a Sánchez y el juez Méndez lo expulsó, por doble amarilla, a los 40’.

La desventaja numérica no se sintió en el rojo, que en el complemento jugó como si estuviera completo, llegaba con peligrosidad al arco de José Peñarrieta y tras un tiro de esquina de Luis Hurtado el argentino Quintana la peinó y a celebrar, sí se había anotado el segundo, volcando el marcador. De ahí en más tuvo otras opciones, aunque el arquero Saidt Mustafá le sacó el gol a César Menacho, el de Montero generó más opciones, pero el partido llegó a su fin y a celebrar por la importantísima victoria.

De alegría en alegría

El pasado miércoles el equipo juvenil del rojo ganó el histórico título de la Copa Santa Cruz, tras vencer por penales (5-2) a San Felipe. Luego de igualar por (0-0) en el tiempo reglamentario.

Por ello la Navidad es redonda para la familia azucarera, que tuvo un doble regalo.

Los jugadores se llevaron como premio $us 200 por la victoria de ayer, se lo merece.

Fotos: APG