Sin argumentos, la Verde cae ante Argentina, en el Siles


Con un plantel diferente con relación al que enfrentó a Brasil, el seleccionado boliviano resignó tres puntos en su casa al caer por 1-2 contra Argentina la tarde del martes. El partido de la segunda fecha de las eliminatorias mundialistas Qatar 2022 se jugó en el estadio paceño Hernando Siles, de La Paz donde los argentinos caían por la mínima diferencia y se dio el gusto de remontar el marcador ante un local sin argumentos.

El encuentro se jugó sin público por las medidas de bioseguridad que exige la CONMEBOL y las autoridades nacionales. En el partido y pese a que el once inicial de la Verde era toda una incógnita debido a que el elenco trabajo a puertas cerrada y sin contacto alguno con la prensa, la determinación de César Farías se veía venir ya que en el único contacto con la prensa antes de enfrentar a Brasil el venezolano había anunciado que estaba alistando dos equipos para dos partidos diferentes y así fue.

Ya en el encuentro el equipo boliviano mostró una faceta diferente, comenzó a bien en juego, tocaba, miraba al rival, con lo que comenzaron a generar juego, hasta antes del gol (minuto 25) ya se había creado dos ocasiones de gol que no aprovechó el jugador Marcelo Martins, pero para el seleccionado en el que juega Lionel Messi ya era una llamada de atención.

La presión también surtió efecto, pero después del primer gol el seleccionado boliviano parecía conformarse con el 1 a 0 parcial, dejó crecer peligrosamente a una selección que en los primeros minutos mostró imprecisiones después los toques y las individualidades comenzaron a aparecer hasta que el en el segundo tiempo marcaron la diferencia y volvieron a ganar en La Paz tras 15 años, según las estadísticas.

A los 24 minutos los bolivianos estallan de júbilo, no era para menos ya que después de dos intentos el capitán de la Verde (Martins) convierte el primer gol del partido, el jugador estaba atento y en el lugar preciso para enviar la pelota mediante un cabezazo. El servicio fue del hombre del Puebla, Alejandro Chumacero quien se toma su tiempo para acomodarse y pasar la pelota donde estaba Martins quien se eleva y sella la pelota al arco visitante.

Para Bolivia parecía que ese tanto era una prenda de garantía para sumar los tres primeros puntos, gran error pues en el último minuto de la primera etapa una jugada rápida deja mal parada a la defensa boliviana, el jugador de Argentina, Lautaro Martínez ingresa con peligro pelea por la pelota y es marcado por el boliviano José María Carrasco quien en su intento del despeje con un derechazo hace que la pelota rebote en el rival y la envía al fondo del arco, la jugada dejó mal parado al arquero Carlos Lampe.

El segundo tiempo el dominio fue argentino, los jugadores habían ganado terreno, los hombres visitantes ya comenzaban a jugar a gusto, los toques precisos permitió que la visita convierta el segundo tanto a los 78 minutos, mediante el jugador Joaquín Correa quien había ingresado en el segundo tiempo. Bolivia había regular en la primera etapa, pero en la segunda perdió los hilos y no pudo generar más jugadas de gol hasta que los tres puntos se le fue como agua entre las manos.

El partido se desarrolló hasta el minuto 97 debido al tiempo que requirió la intervención del VAR (Asistencia del Video Arbitraje). Sobre el final del encuentro se registró algunos problemas en el campo de juego, el árbitro Diego Haro (Perú), le mostró el cartón amarillo a Martins.

Fuente: APG