Tres frentes presionan al TSE por los comicios generales y vigencia del MAS


Los Tiempos

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) está en el ojo de la tormenta y recibe presión de al menos tres frentes conflictivos. Por un lado, el Gobierno y cuatro partidos exigen la suspensión de las elecciones; por otro, el Movimiento Al Socialismo (MAS) amenaza con protestas si la fecha de comicios se posterga, y un tercer frente se abrió con el pedido de anulación de la sigla del MAS que hicieron cívicos y políticos por el comentario que hizo el candidato Luis Arce a una encuesta electoral.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, ratificó que lo que pase con la salud de los bolivianos en los comicios del 6 de septiembre será responsabilidad del presidente del TSE, Salvador Romero. “La responsabilidad la tiene Salvador Romero de llevar adelante o no las elecciones, están en su cancha, las cosas se están complicando cada día más (por el coronavirus)”, afirmó.

Asimismo, el Ministro aseveró que el 6 de septiembre el MAS no aceptará la derrota y generará convulsión.

En tanto, la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba (Fsutcc), afín al MAS, demandó que los candidatos respeten la fecha acordada con el TSE y advirtió que no permitirán que se mueva esa jornada.

“No vamos a permitir que se prorrogue este gobierno. Vamos a pedir al TSE que respete la fecha”, dijo el dirigente Jhonny Pardo, en la misma línea que la Central Obrera Boliviana (COB).

Otro frente de presión al TSE fue abierto por los comités cívicos. El Comité pro Santa Cruz presentó ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) un recurso para frenar las elecciones. Además, solicitaron al TSE que se anule la sigla del MAS.

El exalcalde de Cochabamba y excandidato a la presidencia Manfred Reyes Villa pidió al TSE anular la sigla del MAS, debido a que su candidato a la presidencia Luis Arce Catacora hizo conocer resultados de encuestas en la que ocuparía el primer lugar.

La norma electoral prohíbe este tipo de declaraciones. En 2014, la agrupación del candidato a la Gobernación de Beni, Ernesto Suárez, fue anulada por un caso similar.

El diputado de Unidad Demócrata (UD) Tomás Monasterio advirtió que solicitará al Órgano Electoral que actúe de acuerdo a ley y que demuestre a los bolivianos que no está parcializado con el MAS. Además, anunció que presentará una denuncia pidiendo la anulación del partido de Evo Morales.

Al respecto, Arce respondió: “No ha habido ninguna publicación de encuestas, ha sido una entrevista, como todos han visto, donde a mí me han preguntado, hemos respondido, son comentarios, yo no he mostrado ninguna cifra, por tanto, no es correcta la acusación del diputado Monasterios”.