Wilstermann espera la respuesta de Sanguinetti y va por un arquero

De oficializarse la contratación del argentino Javier Sanguinetti  a Wilstermann le quedará un sólo cupo más para la contratación de un extranjero, que según se conoce está reservado para la llegada un arquero, que pueda cubrir el espacio que dejó Arnaldo ‘Pipo’ Giménez.

A la fecha los extranjeros confirmados que se encuentran en Wilstermann son los argentinos Santiago Echeverría y Cristian Chávez; el brasileño Serginho y el colombiano Humberto Osorio.

A este grupo se sumaría Sanguinetti, quien esta temporada inició los trámites para lograr su naturalización boliviana; sin embargo, hasta donde se pudo averiguar en el sistema COMET de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) el jugador aún está inscrito como argentino.

De oficializarse su llegada a Wilstermann, es un hecho que el club solicitará que concluya los trámites para su naturalización, no sólo para liberar el cupo, sino para que en la cancha de juego no ocupe el cupo de extranjero.

Sumado a ello se conoce que Wilstermann busca la naturalización de dos de sus  jugadores extranjeros, como ser Serginho y Chávez.

Tanto Serginho como Chávez se encuentran en Bolivia desde el 2017; sin embargo, existe un requisito que aún está en análisis.

Uno de los requisitos para obtener la naturalización boliviana señala que el solicitante debe “demostrar la permanencia temporal por más de tres (3) años ininterrumpida en el país o permanencia definitiva”.

En este punto, aunque los jugadores trabajan en Wilstermann desde el 2017, hubo algunos períodos en los que ambos pasaron tiempo en sus respectivos países.

En el caso de Serginho estuvo en Brasil por al menos unos dos meses cuando se determinó la suspensión del torneo profesional por la pandemia.

Mientras que Chávez pasó más de tres meses este año en Argentina, donde fue operado por un problema en la rodilla.

En estos casos, ambos jugadores sostuvieron sus dudas sobre si cumplían o no con este requisito en los medios; sin embargo, como en toda norma existen excepciones, que cuando inicien sus trámites deberán ver si las cumplen, como por ejemplo:

“En los casos que la Dirección General de Migración autorice expresamente la salida del territorio boliviano, la permanencia se considerará ininterrumpida”, señala uno de los puntos de los requisitos para lograr la naturalización.

Con este panorama y teniendo en cuenta que el libro de pases generalmente se cierra a fines de marzo y un trámite de naturalización en el mejor de los casos tarda unos tres meses, si la dirigencia de Wilstermann pretende la contratación de un delantero extranjero más, como algunos portales señalan, entonces para poder inscribirlo deberá si o si iniciar con los trámites de alguno de sus jugadores extranjeros de manera inmediata.

La salida de Giménez del plantel complicó el panorama para el armado del once titular, ya que el arquero  ahora será extranjero.